Foto de los honorarios en la inmobiliaria

¿Quién paga los honorarios de una inmobiliaria?

Origen y análisis previo

Voy a comenzar indicando que en el sector Inmobiliario no hay una regulación específica en este aspecto.

Es habitual que los honorarios los pague el vendedor.

Hay cada vez más modelos en Bizkaia, en los que las agencias repercuten este servicio al comprador.

Si somos realistas,  es el comprador el que se lo abona al vendedor en el propio precio de la venta de forma implícita.

Hay incluso una tercera opción, en la que se cobra por el servicio hacia ambas partes.

¿Cuándo se abonan?

La agencia realiza una factura en el momento del contrato de compraventa.

Es en este punto donde habitualmente se suele pactar el cobro.

Pero esto no es obligado, es un acuerdo entre ambas partes que se haya pactado previamente.

En la propia señalización de la venta, algunas de las agencias descuentan parte de estos honorarios.

Incluso hay agencias que cobran parte o la totalidad en la escritura pública de compraventa.

Como veis hay formulas de todo tipo, independientemente de cómo y quién los abona.

¿Quién los abona?

La Parte vendedora abona los servicios prestados:

En Euskadi, como norma general, se repercuten los honorarios a la parte vendedora.

La agencia realiza una factura en el momento del contrato de compraventa, es en el punto donde se suele pactar el cobro.

La Parte Compradora abona los servicios prestados:

La Inmobiliaria realiza el cobro de honorarios al comprador. Suele realizarse en el momento del contrato o escritura pública.

De esta forma resulta atractivo para el vendedor, ya que no deberá realizar  ”el descuento” de honorarios al precio que le abone el comprador.

Parte Compradora y Parte Vendedora abonan los servicios prestados:

El comprador, de forma explicita interviene posteriormente en toda la gestión de la venta, firma de contratos etc.

De este razonamiento se extrae la razón por la cual las agencias repercuten a ambos los honorarios.

Como consultor, os recomiendo varios aspectos básicos a tener en cuenta previamente a cualquier firma de encargo de honorarios:

  1. Quien será el que abone los honorarios en la operación.
  2. Realizar una comparación de servicios que nos ofrecen en cada agencia que valoremos poner a la venta, o donde compremos el inmueble que nos encaja.
  3. Realizar una comparación de servicios que nos ofrecen.
  4. Cantidad de honorarios que nos cobrarán (porcentaje sobre venta o fórmula con la que trabaje la agencia).
  5. El tiempo y la forma de ejecución de cada uno de los servicios que nos presten.
  6. Cuando se procederá a su cobro (en la reserva o anticipo, en el contrato de compra-venta o en la escritura).
  7. Saber si estamos firmando un documento de exclusividad, habituales en las agencias.                                            En ocasiones se utilizan documentos de encargo con exclusividad a largo plazo.                                                    Hay que leer bien antes de firmar cualquier documento.

Conclusiones y opinión:

En general es el vendedor  el que realizará este tipo de trámites de contratación del servicio.

Ante cualquier duda y debido a mi formación siempre recomiendo no firmar algo de lo que no estemos seguros que implica.

Lo ideal es que estos honorarios no sean un condicionante para empezar la venta de un inmueble con un sobreprecio.

Este sobreprecio provocará que la entrada en el mercado del inmueble no tenga la acogida correcta.

Mi alternativa a estas tres opciones:

Desde el punto de vista de realidad e imparcialidad:

El cliente debe tener un precio de mercado bien analizado desde el inicio, independientemente de los honorarios.

Con este precio se establecen unas condiciones de costes a repercutir y posteriormente pueden ser asumidos por las dos partes, pero siempre con un origen en la realidad del precio de salida del inmueble.

Parto de la premisa de que ambos van a recibir un servicio de la agencia/asesor/consultor que realice la operación.

En el negocio de consultoría que desarrollo en Galdakao caben varias alternativas tal y como demande el cliente que necesite el servicio.

Aunque lo habitual es que sea el vendedor quien asume estos gastos por la venta de una vivienda, no por ello obviemos que el comprador también es parte de todo el proceso de gestión.

En los servicios de  alquiler es muy habitual, por el contrario, repercutir todo el gasto de honorarios al inquilino.

Soy consciente de que no es fácil, ¿Qué pensáis? ¿Qué os parece más equilibrado?

Me podéis dejar vuestras opiniones

Un saludo

Etiquetas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes Dudas? ¡Contáctanos ya!


Aviso legal | Política de Cookies